A very special thanks to Diril Kenef for providing the beautiful photography featured in this template.

"Donde pones tu atención, pones tu energía... donde pones tu energía, pones tu abundancia" Yami

Tal como lo enseñan las culturas iniciáticas, todo cuanto existe danza: desde los átomos hasta los planetas que gravitan en el universo; y también el ser humano.

Todo es vibración.

La esencia de la vida es el movimiento, la recreación renovada en cada respiración, de una realidad inacabada que se expande y se contrae, muere y renace en cada instante.

Existe una armonía natural a la que los seres humanos estamos llamados, en lo individual y colectivo, como parte del macrocosmos que somos, y aquí y ahora, nos toca decodificar ese lenguaje vital, para compartirlo.

He andado caminos de todos los colores y sabores, explorando conmigo misma, todo de lo que disponemos para disfrutar nuestra humanidad sagrada, nuestros cuerpos, emociones, y relaciones...

y vivir en una cultura de paz, donde cada quien alcance su máximo potencial y conciencia

...desde las enseñanzas de los abuelitos mayas en México y Guatemala, la inmersión en el ganges con las meditaciones dinámicas de Rishikesh y las tablas en Varanassi, las enseñanzas del Dalai Lama contagiando su sonrisa en el corazón, la conexión con la tierra (Pachamama) en Bolivia y Argentina, los lugares sagrados de Egipto y Tailandia, el Cuarto Camino de Gurdjieff, las iniciaciones chamánicas Munay Ki de los Queros de los Andes, el profesorado de yoga con una práctica incansable de una década ininterrumpida,  los estudios en Naturopatía y terapias energéticas, la nutrición y medicina ayurveda, la biología del amor, la apertura de registros akáshicos, la coordinación de eventos de Cultura de Paz y la pasión por la vida, me han traído vibrando al compás del universo en una frecuencia sin forma, del Uno Único que pide ser compartida desde la simpleza, para despertar esa conciencia a la que estamos llamados y alcanzar nuestro máximo potencial.


VIDA PROFESIONAL

ABOGADA INVESTIGADORA CONTRA LA TRATA DE SERES HUMANOS, ESPECIALMENTE MUJERES Y NIÑXS

El desempeño de ésta función en mi ciudad natal, La Plata, Buenos Aires, Argentina, me ha dado la posibilidad de entrar en contacto con espacios humanos inimaginables, donde el contacto con el dolor y el sufrimiento ajenos se habían hecho una constante, y donde parecía que quienes trabajabamos para encontrar soluciones, causabamos más daño al orden de las cosas.

Mi trabajo, en concreto, consistía en recibir denuncias y avisos de abuso, secuestro, prostitución, encierro, etc, preparar un grupo de investigadorxs, juntar la prueba suficiente, y pedir una orden al juez para realizar el "rescate".

Allí comenzaba a nublarse más la cuestión: que hacíamos con todo lo que encontrabamos? 

¿Con que herramientas podía sentirme capacitada y útil en aquellas circunstancias?

¿Como hacia para que, de verdad, la vida de esas personas sea cada día más hermosa?

¿Había alguien culpable? o eramos todos ignorantes de nuestra grandeza y belleza y no sabíamos como respetarnos para convivir en el amor?

¿Es la justicia humana justa? ¿Cuál es el equilibrio que reacomoda las cosas a su verdadero estado primigenio?

y todas éstas preguntas tenían el poder constante de mis días... y mis noches!

y PROFESORA UNIVERSITARIA DE DERECHO PROCESAL PENAL

Espacio vital de aprendizaje para verme desde afuera y visualizar los valores que se fomentan desde ciertas instituciones, tan valiosas como encasillantes.

Enseñar a ganar?

Competir unos con otros?

Quién es el mejor?

Encierro? Castigo?

La búsqueda de algo más...

A la par de mi labor como abogada, nunca pude dejar de indagar en otros ámbitos, con la carrera de filosofía, mis colecciones de libros y revistas del antiguo Egipto, del yoga y la metafísica, en otras formas humanas de vivir mejor.

En un principio, siempre, atada a la línea académica de conocimiento, con necesidad de explicarme como eramos capaces de generarnos semejantes sufrimientos, unos a otros.

y ya colapsada con tantas preguntas... viajé, mucho, a tierras lejanas, a nuevas culturas, a los ancestros, a los astros, al centro de la tierra, a las montañas, a los valles, a los lagos, a las estrellas... siempre preguntando...

hasta que sonaron las campanas... y el camino de mi corazón apareció!

Llegué a España, en Barcelona a probar mejores respuestas a mis preguntas en el POSGRADO EN CULTURA DE PAZ Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS de la UAB.

y allí comprendí que, la única forma de crecer como humanidad y resolver nuestros conflictos, desde los más simples hasta los más complejos, y desde los propios hasta los compartidos, era siendo concientes de todo lo que nos compone, alinearlo y ponerlo al servicio... 

-Para la comprensión holística, el todo y cada una de las partes se encuentran ligadas con interacciones constantes. Por eso cada acontecer está relacionado con otros acontecimientos, que producen entre sí nuevas relaciones y eventos en un proceso que compromete el todo-

escribiendo la tesis "Ciudades de Paz", donde propongo que para tener una cultura de paz debemos construirla de adentro hacia afuera, de lo individual a lo colectivo, de lo íntimo a lo relacional... y con la que se abrieron un abanico de posibilidades maravillosas, que hoy, también forman parte del trabajo que facilito.


VIDA PERSONAL

Nací en un estado de amorosidad absoluto y crecí muy bien cuidada, recuerdo una infancia de juego y libertad. También de mucha curiosidad por el mundo de los adultos, en el que siempre trataba de entrometerme, en silencio.

Siempre tuve una necesidad de expansión imparable... como un fuego ardiendo, un caballo que esperaba que le abran las tranqueras para correr sin parar y sin rumbo. A los 15 años pedí autorización para estudiar el bachillerato en el extranjero, a los 17 dije que iba a hacer la carrera de Relaciones Internacionales porque lo único que quería era vivir lo diferente, experimentarlo todo, salir del círculo... pero por miedos familiares eso no sucedió, y me quedé en mi ciudad, elegí el derecho como escalón que me permitiría salir. Me recibí volando, y me fui de viaje a Europa. Ahí supe que no podría parar de explorar.

Antes del viaje el último año de carrera y coincidente con el divorcio de mis padres, me descubrieron una disfuncionalidad en la glándula tiroides que me hacía varios trastornos de salud, por lo que al volver, decidí comenzar a tomar clases de yoga, y no tomar la bendita medicación (Levotiroxina). A su vez le pedí a la instructora que me dé libros, ejercicios, alimentos y todo lo que pudiera permitirme autogestionarlo por mi cuenta. y así lo hice desde allí hasta aquí sin parar de estar cada día mejor.

Los siguientes años fue un florecimiento continuo y desmedido... parecía haber perdido el miedo a todo y una sensación de superpoderosa me acunaba dulcemente con frecuencia.

Viaje a Bolivia y Perú con cuatro grandes amigos, recorriendo lugares sagrados y mágicos, tomando medicinas con las brujas, haciendo rituales en la Isla del Sol, en Tihuanaco y en el Machu Pichu. Luego México con mi mamá Sandra y hermana Julieta, con un espíritu distinto, en un coche y las tres a bordo, recorrimos los sitios sagrados de los mayas y ah sentí el amor de la tierra que me llamaba a descubrir que había algo más...

El viaje a México coincidió con mi iniciación en Reiki que estuve trabajando durante todos los días de viaje y las manifestaciones amorosas y turbulencias del miedo se hacían presentes. y hasta decidí comprarme una tierra en una comunidad, prometiéndome recibir el cambio de ciclo de la cultura Maya del 21/12/12 allí, y así lo hice.

Entre tales decisiones y experimentaciones, continuaba con mi trabajo formal con los rescates y la vida de los tribunales, sientiendo que ambos mundos no podían coexistir en una sola persona, y había cosas de una fasceta que no podía integrar a la otra y visceversa. Este conflicto interior fue el verdadero motor de la elección que me permitió saltar al vacío con las manos vacías. 

En el momento que llegué a tierra maya para quedarme, había habido una especie de estafa y el que era mi lugarcito para echar raíces, ya no era para mí... así que recuperé una parte del dinero y me quedé viajando. 

Y fué en Guatemala, en San Pedro La Laguna, que apareció un gran maestro de vida que me acompañó en las decisiones más claves de mi historia: Joerg Steinwender, proveniente de Austria, amante y practicante de la cultura quiche, Sacerdote del fuego.

Él me visitó en La Plata, vió mi vida, sintió mi encierro y me abrió los ojos... y pude verme de afuera... y al cabo de algunas resistencias, me vine a la tierra de mis abuelitos, a la de la virgen Moreneta, la Monserrat, que, según Joerg, mi camino seguía por aquí, la amada Barcelona.

y luego me visitó mi tio, que termino emigrando con toda su familia, luego mi hermana, mi abuela, mi padre, mi madre, mi amiga Lupi, me fui a Alicante a cuidar la casa de mi tío unos meses -tiempo super productivo, reflexivo, sano, perfecto- viaje a Egipto, viaje por España, Viaje a Marruecos, a Turkía...

India

Tailandia

Argentina


EL PUNTO DE INFLEXIÓN

Las enseñanzas del Dalai Lama

Las meditaciones dinámicas de Osho

La lectura de los Vedas

La práctica de la medicina Ayurveda

Be Here, Be Now de Baba Ram Dass

Free Play de Stephen Natmanovich

la conciencia corporal y el Feldenkrais

pedagogía 3000

más práctica de yoga vital

los estudios en Naturopatía y terapias energéticas

el peregrinaje constante y de encuentros mágicos

nuevas formas de vida de una cultura de paz, familias Rainbow, comunidades autosuficientes

y la simpleza y el bienestar sostenible alcanzados...

me vi desde afuera una vez más

y sentí la libertad

la libertad verdadera...

sin estructuras, sin miedos, sin deseos...

sentí la presencia

sentí conciencia de la plenitud

sentí que mi cuerpo es mi casa, mi templo, mi vehículo y mi posibilidad de creer, crear, sentir y vincularme desde ese espacio sagrado que no ha sido tocado nunca por ningún concepto...

 

y me propuse trabajar cada día de mi vida, para sostenerlo... y ahora también, para compartirlo...


EL RETORNO 

El sentido del regreso es la conservación de la sabiduría adquirida en la búsqueda, la incorporación de dicha sabiduría en una vida humana, y luego encontrar la manera de compartirla con el resto del mundo.

Campbell: «El héroe que regresa, para completar su aventura, debe sobrevivir al impacto del mundo. Muchos fracasos dan fe de las dificultades de cruzar este umbral de la vida positiva. El primer problema para el héroe que regresa, tras una experiencia visionaria de consumación del alma satisfecha, es aceptar como reales las alegrías y las tristezas transitorias, las ruidosas banalidades y obscenidades de la vida. ¿Por qué volver a ingresar en el mundo real, por qué tratar de hacer creíble, ni siquiera interesante, a los hombres y mujeres que se consumen en sus pasiones, la experiencia de la bienaventuranza trascendental? Al igual que los sueños experimentados como trascendentales durante la noche pueden parecer simplemente tontos a la luz del día, así el poeta y el profeta pueden sentirse a sí mismos haciendo el tonto ante un jurado de ojos sobrios. Y el héroe regresa al mundo común y cotidiano, que debe aceptar como real...

Y así, tal como ocurre en el monomito de Joseph Campbell "El viaje del Heroe", la vuelta a lo que llamamos casa, a donde todo comenzó, es la parte de mayor resistencia del viaje.

Duele imaginar la entrada a la cajita, otra vez. Pero hay un deber que cumplir.

y se logra, y uno se vuelve a acostumbrar con total naturalidad, y hasta olvidando, por momentos, el elixir encontrado.

Pero ese éxtasis, ya está ahí, y tarde o temprano se manifestará para ser disfrutado... y así sucedió, también para mí.

SUENAN LAS CAMPANAS DEL CIELO

Cuanto más intentamos mejorar las cosas, con esfuerzo, lucha y control, generamos estados de tensión que, la mayoría de las veces, logran empeorarlas. La cuestión es que al tomar conciencia de nuestra sagrada ecodependencia, nuestras facultades resultan insuficientes para tal tarea. Y tal como relata Stephen Natmanovich en Free Play, "la única capacidad de nuestra especie lo suficientemente poderosa como para sacarnos del atolladero es nuestra imaginación de autorrealización. El único antídoto contra la destrucción es la creación".

y sonaron las campanas del cielo, al comprender que ese acto de autorrealización es la forma en la que el arte por la vida nos permitirá crear toda una nueva civilización... desde la actitud de juego, la actitud cooperativa, la actitud flexible y sin miedo, la libertad creativa y el compromiso asumido, en lo individual y colectivo.

Hay un proverbio que dice, "Hemos encontrado al enemigo, eramos nosotros mismos"

"La inspiración creativa no es solo propiedad de ciertas personas especiales como los atristas profesionales. Ceder nuestra capacidad creativa a los artistas es como ceder nuestra capacidad curativa a los médicos. Los profesionales son vitalmente necesarios, depositarios del conocimiento, la tradición, los recursos, y por sobre todas las cosas son catalizadores de nuestro poder curativo. Pero la verdadera curación, la verdadera creatividad la hacemos nosotros".

y con éstos conceptos, éstos estudios, éstas búsquedas y éstos juegos, vengo a catalizar esa autorrealización, como base del trabajo que propongo, acercandote a todos los caminos y posibilidades, para que explorando, despliegues tu más alta frecuencia de vida.


AHORA... DONDE TODO CONFLUYE

Hoy me he asentado en Barcelona. 

He logrado aunar todos mis recorridos, para compartirlos.

Doy talleres de Comunicación Consciente, bienestar integral y movimiento.

Sesiones Online de equilibrio Natural y consultas de naturopatía y ayurveda.

He desarrollando sinergias con nuevos proyectos por una cultura más consciente, pacífica y sin violencia desde la abogacía holística y la transformación de conflictos.

 ...vivo en un estado de agradecimiento constante...

Y lo único que espero es que, a cada ser con el que entre en contacto, haga su vida más hermosa...